uhr online relojes para blogs

Espiritualidad

CRUZ

CRUZ

 

Señor, tú eres el que puso

la espalda y le brotó una cruz,

y clavos en las manos

para quedar cosido a ella,

y ser así abrazo

repitiéndose siempre,

amor que nunca huye,

que siempre queda.

 

Crucificado tú, mi Dios,

en el que creo y vivo,

por el que amo liberado.

 

(1-3-1998).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha