uhr online relojes para blogs

Espiritualidad

LOS RAMOS

DIOS EN INTERNET

Domingo 5 de abril de 2009

(Domingo de Ramos. B)

 

LOS RAMOS

Ya estamos en el principio de la noche oscura –Semana Santa– que, braceando sombras y ritos, y despedidas con eucaristía, y traiciones, y cruces con lamentos de abandono (el Job de siempre en la cruz), nos van a llevar al hallazgo del Aleluya, como himno nuevo de la alegría. El himno a la alegría de Beethoven, será luego sólo un relámpago, una vislumbre o conjetura, una nota aislada quizá del gran himno a la alegría de la noche pascual. ¡Aleluya! Suena Beethoven y se oye sólo una nota del gran concierto. ¡Aleluya! No hay más que un himno universal a la alegría, que es Cristo resucitado, que, de los dedos de liana y engrudo de la muerte, viscosos, arranca la vida y la entrega a todo hombre libre que la quiera aceptar. Vida, por muerte; si crees en el Aleluya nocturno de Jesús, en su resurrección, «no tendrás sed jamás» (Jn 4, 14), de vida. Beberás la vida en la fe, y no morirás.

Hoy, Domingo de Ramos, el ramo –de palma o de olivo, con el niño o la persona con fe que lo portan– se hace primera nota del gran himno de la alegría de la Pascua de Jesús. Primero será ¡Hosanna!; luego, ¡Aleluya! En medio, la Pasión. El ramo en la mano, celebrando a Cristo, y la pasión en el alma, doliéndose con él. Hoy, casi en un mismo grito, se oirán ¡Hosanna! y ¡Crucifícalo! En manos del creyente, el ramo verde es símbolo de la victoria de la vida y del amor, no importa el intermedio de pasión y de cruz, que florecerán alegría. ¡Crucifícalo!, y lo fue, crucificado, lo quiso el pueblo. ¿Democráticamente? Pero antes fue el ¡Hosanna!, con ramos de homenaje al triunfador y, al fin, será el ¡Aleluya!, el gozo por la vida.

¡Hosanna!, ¡Crucifícalo!, ¡Aleluya! En el ramo, en la cruz, en la resurrección, la vida está servida (22:14:16).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha