uhr online relojes para blogs

Mi Diario

OPTIMISMO

8 de mayo de 2018. Martes.
OPTIMISMO

Llora la lluvia, en mi balcón. Murcia. F: FotVi

-Hoy no me despierto martes, sino mayo, y florido. Como la Pascua florida. Soy un producto de la liturgia del tiempo. De igual modo que hay albaricoques mayeros, hay personas con mente de mayo, es decir, gozosas, fecundas, líricas. Emite cantos el mirlo, y zurea la paloma, y los gorriones revolotean feroces. Ayer pasé un mal día: un riguroso y rijoso dolor alargado desde el cuello al hombro; estuve todo el día triste, sin ganas de nada, como perro apaleado. Hoy, durante la noche, y tras algún remedio casero -de los que usaba mi madre-, ha desaparecido. Alguien me dijo: «Ve al médico», yo dije: «¿Para qué?». Y pulvericé el lugar del dolor con un antiinflamatorio tópico, y he amanecido sin dolor, y con una risa de música de rock, ruidosa y convulsa, con alas. Es decir, la vejez se cura con la medicina del optimismo y un poema que prenda en la esperanza. A eso de las cinco de la tarde, llueve con truenos y granizo; el granizo llama en los cristales de mi balcón, yo le abro y pasa, helado y ruidoso; una pequeña piedra de granizo se derrite ante mis ojos. La veo temblar, como «una lágrima furtiva». Mientras, los políticos ensayan palabras ofensivas, unas más hirientes que otras, para decírselas -«¡Que se jodan!», Diario, a los pensionistas que, en la puerta del Gobierno, claman por sus pensiones; clamor que no escucha, que solo oye (19:22:13).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha