uhr online relojes para blogs

Mi Diario

ALABANZA SERENA

29 de abril de 2018. Domingo.
ALABANZA SERENA

Plegaria de la rosa, en el jardín. Murcia. F: FotVi

-Domingo y oración, o plegaria humilde, alabanza serena. En la misa. Oigo cantar a un pájaro y elevo, en su canto, mi oración dominical a Dios. Yo, como Einstein, creo en el Dios de Espinoza, el filósofo holandés, que decía de Dios: «Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti». Es la creencia mística de San Juan de la Cruz y de tantos santos, como el de Asís, que vieron en las cosas sencillas del mundo a Dios: no en los grandes e incensados -adulados- templos, sino en la chabola del pobre, en la favela miserable, en el amor de una madre por su hijo, que respira junto a su pecho. Dios está en el inmenso santuario de una hoja de acacia o de una gota de agua, en su rezo, en su emoción por existir, en su excelsa insignificancia. «No me busques fuera, no me encontrarás. Búscame dentro, ahí estoy, latiendo en ti». ¿Para qué buscarlo fuera, si anda como pulsación en mis ojos, en mis manos, en mi corazón, tan débil y, sin embargo, tan amante? Esta mañana, Diario, he rezado con el credo de Espinoza, y se me ha colado una pequeña luciérnaga, luminosa, en la oración, y, con ella, he dado gracias, y he hecho comunión con Dios (19:20:12).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha