uhr online relojes para blogs

Mi Diario

FOTO

28 de abril de 2017. Viernes.
FOTO

Rezando, entre la multitud. En Venezuela. F: ABC.

-Me quedo con una foto en la que unas monjas rezan por la libertad de un pueblo, que padece persecución y hambre, y mano dura por parte del libertador de turno. Usar la oración y no un destornillador o una piedra como armas arrojadizas, es una original y hasta lírica manera de hacer algo distinto y útil. Rezar no alborota, pero puede salvar. Al menos te salva de la desesperación, de la impotencia de ver que gritas y no te oyen. A veces, se oye más lo que dices en silencio que lo que vociferas airado. Ya decía Mario Benedetti que «hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio». Y más, si es silencio que reza, porque no es necesario usar palabras, solo dibujar en tu deseo lo que deseas y dejarlo avanzar hacia su destino, que casi siempre es Dios. Rezar por la libertad, es ya ser libres, aunque haya un tirano al otro lado de la oración. En Venezuela, y en tiempos de apremio, Diario, es saludable rezar por la libertad (20:15:12).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha