uhr online relojes para blogs

Mi Diario

PAISAJE DE INSPIRACIÓN

15 de noviembre de 2016. Martes.
PAISAJE DE INSPIRACIÓN

Licencia para bailar, de Katy Parra. F: FotVi

-Y, de pronto, me doy cuenta que la poesía no está fuera, en las cosas, sino en el interior mineral, de cripta, de las palabras. Si sajas una palabra, si la diseccionas, verás que ahí está la poesía, como latido o habitáculo de las cosas, como emoción o destrucción de algo. Las palabras, castillo interior de la belleza de las cosas, y de sus desafíos. En las palabras está la ensoñación del mundo, su libertad sin alambradas, su vuelo heroico. Hay que oír al poeta, que dice las cosas y las pone en su sitio, en el sitio de la historia, en el sitio, a veces, del sollozo. Decía Leila Guerriero hace poco en un artículo en El País: «Si yo fuera menos mentirosa diría que leo poesía para que me haga daño; para que me despierte». Abres una palabra y allí están la luz, la tiniebla, el sí y el no, la gracia y la impiedad, la paz y la guerra. Quizá en esa gota de aceite haya poesía, y en esa otra gota de agua, en ese bosque de abetos. Mas si no las dices, la gota de aceite tal vez unja y la gota de agua riegue, y el bosque sea lugar para la música del viento y el encuentro animal, pero la poesía está en la palabra que las dice, en esa aliento que surge de la boca como un acontecimiento luminoso, o como un paisaje de inspiración, escueto y salvaje. La palabra abierta; o sea, la palabra dando la miel o el acíbar de su interior convulso, oceánico, infinito. La palabra dándose herida, dándose acontecimiento, dándose pájaro o araña que sucumben, reverdeciendo luego en el mundo que nombra. Ah, y decir que hoy, por sorpresa, y desde Totana, ha venido a casa la poesía. Katy (con sus dos últimos libros, Licencia para bailar -¿Qué quieres que te cuente del amor / quien no pudo medir su abrazo ni su órbita?- y Memorias de un gato de buena familia), Isabel y Jose; y, con una copa entre las manos, hemos hablado de nuestras cosas, tan variadas, tan divertidas, tan humanas. Hemos hablado y callado, hasta que, Diario, nos hemos despedido, con un beso y un hasta luego, emocionados; hasta más ver (18:27:51).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha