uhr online relojes para blogs

Mi Diario

AVE QUE VOLABA UN SUEÑO

18 de febrero de 2016. Jueves.
AVE QUE VOLABA UN SUEÑO

Pensando vuelos, en la Academia General del Aire. F: FotVi

-Ayer, al sentarme en la carlinga de un reactor de la Patrulla Águila, viví la experiencia de un vuelo imaginativo, lúdico, casi místico. Invitados por el capellán de la Base, Ildefonso, un grupo de compañeros visitamos, en La Ribera de San Javier, la Academia General del Aire. Primero, una visión panorámica del recinto de la Academia, con el espejo vivo del Mar Menor reflejando nubes y gaviotas, y pequeñas odiseas, hasta recalar en el hangar donde se cuidan el esqueleto y fuselaje de estas águilas de metal. Águilas que vuelan y recrean la belleza del vuelo, superando a veces la velocidad de un parpadeo y dejando estelas que regocijan los colores rojo y gualda, y lo agridulce (por los defectos que con frecuencia nos regalamos) de eso que llamamos patria, donde se incluyen familia y tierra, con la historia como nudo de pescador que ata, firmemente. La Academia es una ciudad joven, disciplinada, en la que se estudia y no se le ponen trabas a los sueños. En la Academia, como Dédalo e Ícaro, su hijo, y Leonardo da Vinci, se sueñan vuelos que se hacen realidad al final de una carrera sufrida, por exigente. Yo, Diario, por un instante, me sentí ave que volaba un sueño y lo contemplaba a un tiempo riesgo y luz, y por tanto vida. Como cualquier alumno aplicado de la Academia. Gracias, Ildefonso, por haberme dado la ocasión, a mis años, de soñar que soñaba vuelos (20:29:07).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha