uhr online relojes para blogs

Mi Diario

DINOSAURIO SAPIENS

30 de enero de 2016. Sábado.
DINOSAURIO SAPIENS

 

Medidor de instantes, el reloj, en iglesia de Lucerna. Suiza. F: FotVi

-Me gustaría ser profeta, sólo para adivinar, no el futuro, sino el presente, y decirlo. Decírmelo. El futuro ya me lo sé y sabe a borrón sin vuelta a atrás. No hay cuenta nueva. El tiempo de la extinción del dinosaurio sapiens ha llegado. Cuando despierte Augusto Monterroso, el dinosaurio no estará allí. Intuyo el futuro, pero no el presente. Me gustaría ser profeta del presente, del ahora mismo del reloj. El reloj jamás mira al futuro, sólo al presente, y lo cuenta, sin prisa, pero sin pausa. El presente, donde están sucediendo y viviendo cosas como el mar (su plenitud), la luna llena (pan en la mesa del cielo y estrellas comensales), el niño que llora en la iglesia con el consiguiente nerviosismo de la madre, el pobre que pide y viste de humildad, bajándolos, sus ojos, la brisa enredada en el árbol dándole el don de poder hablar (la palabra del árbol), niños fallecidos en naufragios sin piedad, políticos sin causa, cristianos sin cristianismo (sin evangelio), cristianos martirizados (con evangelio), locos con fusiles kalashnikov…, el presente. Ser profeta, serlo, para conocer el presente, este instante, este soplo, este ay, y poder decirlo, con fe y grito en las palabras y un escuchar abierto en el que oiga; con fe y grito, Diario, es mi sueño y mi plegaria (20:00:16).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha