uhr online relojes para blogs

Mi Diario

TOQUÉ LA NAVIDAD

27 de diciembre de 2015. Domingo.
TOQUÉ LA NAVIDAD

Dios a cuerpo limpio, en Belén. 

-Tocó la Navidad y se mojó de misterio. (Toqué la Navidad y me mojé de sacramento). No caben en la lógica -en Navidad- ni un Dios bebé en brazos de una mujer virgen, ni un padre que no lo es y que siente sin embargo el temblor de la paternidad, excitada, cuando toma al niño y lo mece. Hay cánticos extraños en el cielo (gloria a Dios, paz a los hombres de buena voluntad) y pastores que se postran ante el recién nacido con la humildad de la ofrenda y el silencio de la fe. Todo ilógico, pero real. (Arrodillarse ante lo humilde es un modo de hacerse grande ante la Grandeza). Un pesebre es humildad, y las pajas donde un Niño gorjea, y el silencio de la adoración. La pobreza, si se adora, es riqueza en Belén. La pobreza, es decir, la niñez maltratada, el anciano solitario, el mendigo que pide limosna y vive de la calle, el no nacido abortado, el emigrante sin horizonte, la mujer herida en su dignidad, en su grandeza, la injusticia del rico, lo inhumano de la guerra, el niño Aylan ahogado y hallado en la playa, su templo, los cientos de niños cristianos, o no, exterminados por el terror y silenciados, el terror mismo y sus arañas de odio, la inocencia de un belén quemado, sin causa, todo lo que sufre, cualquier ser, cualquier cosa, la hormiga o el toro, o el pájaro enjaulado…, toda esta lujosa pobreza, Diario, es riqueza en Belén, donde nace el Emmanuel, Dios sin su cielo, o Dios a cuerpo limpio, venido a menos, pero Dios (19:05:19).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha