uhr online relojes para blogs

Mi Diario

FELICIDAD DE ALCANCÍA

10 de octubre de 2015. Sábado.
FELICIDAD DE ALCANCÍA

Alcancías fenicias, en el Museo ARQUA. Cartagena. F: FotVi

-Baja el termómetro, y sube el hastío por la política y su teatro de marionetas, o de títeres, o de muñecos. Teatro de fantoches. Suele suceder (a veces) que a mal tiempo político, buena cara meteorológica. Como en música, que si suena mal el canto, luego diluvia bello y generoso. (Cantad mal para que llueva, le digo yo a mis cantores, y ríen). Este teatro del títere de la política hace del ridículo y la bufonada el hilo conductor de su prosa de risa y cachiporra. No estaría mal volver al Tablado de marionetas para la educación de príncipes, de Valle-Inclán, donde se satiriza el poder y se denuncia el horror de asirse a la parafernalia de lo ritual y externo, ocultando el alma, ese lugar (y altar) de la verdad, y de los sueños. Paso, pues, Diario, de la política y me aferro a la Sabiduría, donde caben el amor y el poema; es decir, la felicidad de alcancía, la que siempre está para una emergencia de tristeza o desabrigo, de orfandad. ¡Ah, felicidad de alcancía! (12:16:24).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha