uhr online relojes para blogs

Mi Diario

INQUIETA ESPERA

11 de diciembre de 2017. Lunes.
INQUIETA ESPERA

Abriéndose la tierra, en el jardín. Torre de la Horadada. F: FotVi

-Domingo y adviento, o tiempo de inquieta espera. Si se espera, es que hay fe en alcanzar lo que se espera. La fe y la esperanza siempre van de la mano. La fe impulsa a la esperanza y la esperanza da alas a la fe. Y el amor, al acecho. Decía Fray Luis de León que «el amor verdadero no espera a ser invitado, antes él se invita y se ofrece primero». Ayer, domingo II de adviento, se juntaron la espera, el amor que se ofrecía, y la fe que los inspiraba. Así se explica este deseo de Isaías, el profeta que ponía palabras poéticas a la inspiración de Dios: «Cielos, destilad el rocío; nubes, lloved la liberación; que la tierra se abra, que brote la salvación, y junto con ella germine la justicia Yo, el Señor, lo he creado». Como se ve, todo es deseo y esperanza, y fe en el porvenir, y amor que germina en justicia. La justicia, que como diría el salmista, se besa con la paz. ¿Y todo por qué? Porque la justica mira desde el cielo, y se hace lluvia de liberación en la tierra; la justicia, o el germen de Dios en la tierra. Donde no hay justicia, no está Dios. Por eso en el nacimiento de Jesús se pide que germine la justicia en la política, en la sociedad (a veces aberrante), y hasta en la religión. Sin justicia -sin Dios-, Diario, se secan hasta los oasis del desierto, en la iglesia, y aun en la fe más exquisita(13:03:42).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha