uhr online relojes para blogs

Mi Diario

EL AMOR NIÑO

3 de septiembre de 2017. Domingo.
EL AMOR NIÑO

Belleza de lo viejo, en el jardín. F: FotVi

-Abro los ojos y caigo en que es domingo, y me congratulo con el día luminoso que me cerca. Cercado de esplendor, de luz, y de deseos de vivir. Aun en la vejez. Y es que esta vejez nuestra es una vejez juvenil, animada, celebrativa. Con nuestros achaques, los cinco curas jubilados -por las goteras de la vida: Mario, Antonio, Juan, Ricardo y un servidor- celebramos a Dios; o el otro Joven (viejo) lleno de eternidad, que vive y concita a todos y a todo en el Amor; el amor, que siempre es joven: «la caridad nunca se acaba». (Dice San Pablo). Vivir en el amor (la caridad) es vivir en la mocedad, aunque en el cuerpo aflore lo marchito -otro tipo de belleza-, lo aparentemente prescindible, lo inevitablemente deteriorado. Agrietados, pero aún, tímidamente, servibles. Y un secreto: hoy he pido por el niño Aylan, aquel que hace dos años apareció roto en la arena de una playa, como dormido, o dormitando en la muerte. Esparcido en la arena. Lo que haría decir a Francisco Umbral: “la vida es sacrílega cuando profana al niño». La vida, no; sino los que trafican con ella, los que la manipulan, los impuros que dejan su impureza en aquello que tocan, como el que hace la guerra por hacerla, por egoísmo, el que empuña el odio para detonarlo en el otro, el que dice y hace maldades, el obsceno de mirada y corazón, el bárbaro de barbarie irracional. El niño Aylan ya es un ángel ante el rostro de Dios, que, como dice Chesterton, también es niño: «un niño rebosante de alegría y felicidad». O el Amor niño, Diario, siempre incendiado, siempre luciendo y dando calor al que ama; amor iniciándose siempre, y sin consumirse (19:01:18).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha