uhr online relojes para blogs

Mi Diario

PALABRAS ASUSTADAS

20 de junio de 2017. Martes.
PALABRAS ASUSTADAS

El bosque atormentado, en Salinas de San Pedro del Pinatar. F: FotVi

-De pronto, la noticia de un fuego devastador, irracional, nos hiela el corazón. El fuego en el hogar, nos alivia; pero el fuego en el bosque, nos aterra. Ha sucedido en Portugal. En Pedrógão Grande. Cae una chispa, un rayo, y el bosque se hace hoguera destructiva, alarido en llamas. Lo mismo que en Londres la Torre Grenfell: una mala restauración y el caos, o la muerte. Yo pienso, con pavor, en las personas que son atrapadas en tal lío de llamas y ahogo, en tal zarpazo. Imaginémoslo: bracean, corren, gritan, hasta que arden. Así de crudo: así de real. Y, entonces, yo, estremecido, me santiguo y rezo. Rezar, o decir palabras asustadas, casi mordidas, que parecen ni subir ni bajar, que se quedan heladas en tu boca, esperando que alguien las oiga; ¿hay quien oye nuestras oraciones? Yo creo que sí, ¿pero y el que muere sin compasión, sin otro horizonte que las llamas feroces, con el grito y el interrogante en la boca? ¡Dios!, dice, mientras se percata de que la muerte le llega en forma de clamor candente. Quizá el decir Dios le alivie en el momento de la expiración, en el momento del último aliento, cuando se despide de la vida y se encuentra de frente con la luz de la Trascendencia. Pero yo me pregunto: ¿dónde está la conciencia y la responsabilidad de las personas? ¿Esas que echan mítines y propician que el fuego se propague a causa de su dejadez y los tantos por ciento que se llevan, a veces? Decía Emilio Prados (cuando los poetas hablan que se calle el silencio), decía: «No es lo que está roto Dios / ni el campo que él ha creado; / lo que está roto es el hombre / que no ve a Dios en su campo». A veces la tragedia, Diario, está más en la dejadez humana, que en aquello que la provoca: el rayo o le cerilla negligente (18:56:32).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha