uhr online relojes para blogs

Mi Diario

ALACRANES

3 de marzo de 2017. Viernes.
ALACRANES

El deporte que ríe, en la inocencia. Gunnersbury Park. Londres. F: J. Walton.

-El deporte, a veces, también es humano. El deporte, aunque sea grito y sacudida, vibración, locura, es además latido, corazón, lágrima, turbación. En el deporte, si se presiente la tragedia, se sobrecoge el corazón, enmudece el asombro. Sucedió ayer en Riazor, un jugador caído en el césped y el grito se contuvo, se olvidó el gol, se paró la competencia. Con el jugador caído, se estancó el tiempo, unos segundos eternos, pero se detuvo; todo fue un clamor de silencio. Un «¡oh!» electrizado, en silencio. En un encontronazo brutal, Fernando Torres había caído fulminado al suelo. Y el público, mientras sus compañeros se tapaban la boca y contenían el miedo, y el llanto, enmudeció. También con las manos en la boca, el público presintió la tragedia. Y arreció el silencio y se frenó el grito. Hasta esta mañana, que nos han dado la buena noticia: Torres está bien, que ha dicho: «Espero volver pronto», y el mundo del deporte y sus incondicionales han respirado. Y los ultras a lo suyo: con sus alaridos, a llenar de estiércol sus bocas, sin piedad, dando coces al viento higiénico de Riazor. Ahora se estilan mucho estos comportamientos, en todas partes, como alacranes coléricos que matan, si pican; ejemplo: las gracietas contra los creyentes cristianos indefensos ante la ley y ante la sociedad, que ríe, enseñando sus dientes sucios y con mellas, y, aunque se crea emancipada, también, Diario, indefensa, desabrigada, esclava (13:16:30).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha