uhr online relojes para blogs

Mi Diario

GRACIA

8 de enero de 2017. Domingo.
GRACIA

Dadles de mamar, en la Capilla Sixtina. Roma. F: ABC

-Hoy celebra la iglesia el Bautismo de Jesús en el Jordán, donde Juan, de pronto, se pone a limpiar pecados. Cae el agua sobre las cabezas y caen los pecados enredados como nudos de serpientes al agua, y se los lleva la corriente. Es un decir. Cae lo feo, la maldad. Y la injusticia y la avaricia, como paroxismo o furia de lo feo y de lo malo. Y de aquel bautismo con agua, a este bautismo de ahora con agua y fuego, o Espíritu Santo. Aunque el Bautismo de Jesús es una epifanía, una manifestación, un darse a conocer: Jesús se manifiesta como Señor y Dios -«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto»-, que ha de revelarnos que Dios es Amor. Es su única misión: decirnos que Dios es amor, no cólera, no intolerancia, no condena, sino misericordia. No es moral estricta, severa, sino gracia, salud para las heridas. Y hoy, Ebautismos en Roma, con el Papa como oficiante. En el otro Jordán de la iglesia, la pila del Bautismo. Pero en el entretanto, los niños lloran, y se rebelan: tienen hambre. Y el Papa -solícito- recomienda a las madres que los amamanten: «Ustedes, mamás, dadles de mamar sin temor, con toda normalidad, como Nuestra Señora daba de mamar a Jesús». Pues las madres, Diario, trasmiten la fe a sus hijos, y, en el caño de leche de sus senos, la vida (18:54:43).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha