uhr online relojes para blogs

Mi Diario

UN INFIERNO CELESTE

9 de septiembre de 2016. Viernes.
UN INFIERNO CELESTE

Soledad iluminada, en Canarias. F: FotVi

-«Encerrarse en sus silencios», he oído esta frase y caigo en que es una verdad que vigoriza las puertas cerradas de la soledad. Cuando más silencio, más soledad percibes a tu alrededor. Como si te metieras en un agujero de tierra, sin vistas al mundo, sin vistas a los sueños. La soledad es un lugar de silencios, de ausencias, de añoranzas; y de presencias íntimas. En la soledad, habla el silencio; a tu interior. Y se necesita de disponer de una muy fina sensibilidad para oírlo, para no dejarlo escapar como parecen escapar, cuando miras al cielo, cien pájaros volando. Recuerdo a aquel profesor que me decía: «Cuando te cerque la soledad, haz un esfuerzo y escucha sus silencios». Y, una vez solo, me puse a cazar y tratar de oír silencios. Y lo silencios, en soledad, si los logras oír, suenan a examen de conciencia. Donde se oyen toda clase de ruidos, de voces, voces que claman contra ti y voces que a continuación te redimen, voces terribles y voces amables, la conciencia es un infierno celeste, que te salva y te condena, un cielo en estado de ebullición continuo. Y, al final, allá perdido en este tumulto de voces y ruidos, de cóleras y calmas, descubres que sólo el amor te salva. El amor que tu das, no el que te dan. Y entonces se calma el ruido, y la soledad florece en tu vida; y a pesar de tus dudas, Diario, otra vez andas, y no te importa estar solo, no te importa caminar con la conciencia a tu lado, llenando tu soledad, y es que como decía Emmet Fox: «La vida solo es conciencia» (12:55:57).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha