uhr online relojes para blogs

Mi Diario

PALABRAS FEROCES

11 de mayo de 2016. Miércoles.
PALABRAS FEROCES

Hablando bien la una de la otra, en Salinas de San Pedro del Pinatar. F: FotVi

-Me gusta no herir, y menos con la boca, dijo el sabio. Las heridas del cuerpo, si no matan, se curan; las del alma, casi siempre son de muerte. La palabra puede herir tanto o más que cualquier otro utensilio, y con más profundidad y saña, y haciendo que quede para siempre, -quizá- la lesión. Y las palabras que hieren, que cortan, que rebanan sentimientos, no  se las lleva el viento. Herir sentimientos con la palabra, es como acceder al alma de otro y violarla, arrancarle vuelos a sus alas, precipitarla al vacío de la perplejidad y la incertidumbre. Yo, Diario, pretendo no hablar mal de otros, para no revelar que en realidad de quien estoy hablando mal es de mí; por lo que digo a las palabras: «¡Calla, palabra, no digas de otro lo que yo soy!», y acallo así mis palabras feroces, malignas; palabras que destruyen, destruyéndome (20:34:48).

0 Comentarios



Añade un Comentario:
Tu nombre:
Tu e-mail: (opcional)
Emoticonos: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha